Preguntas infrecuentes


pi-056: "¿Por qué algunos de mis Lithops menguan en verano y sólo se les ve la parte de arriba?"

Julio de 2016


Una de las características más atractivas de los Lithops es su capacidad de adaptación para sobrevivir en hábitats muy hostiles. Los lugares donde viven los Lithops se caracterizan, además de por tener un suelo pedregoso y paupérrimo, también por tener que soportar climas muy cálidos en verano, donde los Lithops corren el riesgo de morir abrasados.

Cuando cultivamos Lithops fuera de su hábitat, casi siempre intentamos protegerles de esas circunstancias tan desfavorable. En mi caso, en Madrid, la estación del año más peligrosa para mis Lithops es el verano. Aquí el sol es terrible y cualquier ejemplar que no tuviera una mínima protección de él moriría quemado, literalmente hablando. Por eso yo les protejo una con una malla de sombreo que reduce, al menos parcialmente, la intensidad del sol que reciben.

Pero sólo parcialmente, porque no es bueno mantenerlos a plena sombra, ya que en ese caso se etiolarían, creciendo demasiado y exponiéndose a un ciclo de vida anual que, por lo menos, tendríamos que catalogar como extraño.

En mi caso, a pesar de la malla de sombreo, algunos ejemplares, por su posición, están mas expuestos al sol que otros. Me encanta ver como esos Lithops que reciben más cantidad de sol que sus compañeros tienen la habilidad de enterrarse bajo el nivel del suelo, evitando de esa forma que el sol les dé sobre las partes de su cuerpo más sensibles.

En realidad se llegan a enterrar de tal manera que sólo se les ve la parte superior del cuerpo que, por otro lado, es la parte de su cuerpo que está mejor adaptada para soportar la dureza del sol.

¡Ese es motivo por el que los Lithops, en verano, se entierran. ¡No es que su cuerpo mengue, es que mantiene todo su cuerpo enterrado para protegerse del sol!



Malla de sombreo protegiendo a mis Lithops del intenso sol del verano madrileño.



Foto tomada a finales de julio en Madrid, en la que se ve como esta bonito ejemplar de Lithops aucampiae ssp. euniceae v. fluminalis C054 se entierra para protegerse del sol.



Foto del mismo ejemplar, tomada en el mes de octubre, en la que, además de una preciosa flor, puede observarse como cuando pasa el verano este Lithops vuelve a elevarse un poco sobre el nivel del suelo.